INICIO
podosaúde®
P O D L O G O S
INICIO
  

 
 
 
 
CALZADO

Nuestros pies son estructuras complejas que soportan nuestro peso corporal durante gran parte del día proporcionándonos apoyo y desplazamiento. Por todo esto hacer uso de un calzado adecuado en nuestro quehacer diario es el primer paso que debemos de dar y para ello es importante tener en cuenta que “el calzado lo tenemos que elegir con los pies, no con la vista”.

Una forma de prevenir deformaciones estructurales en los pies es utilizar un calzado adecuado de forma habitual. No usar zapatos muy estrechos o  tacones excesivamente altos son hábitos muy beneficiosos que nos ayudan a no perjudicar la salud de nuestros pies.

Aunque el peso del cuerpo se distribuye entre la parte delantera del pie y el talón, en posición vertical la carga principal la soporta el talón y equivale a más de la mitad del peso del cuerpo. Así se entiende que cuando el peso se concentra en medio centímetro cuadrado de tacón de aguja, éste "pinche" los suelos. A medida que elevamos el talón mediante el uso de tacones, la distribución del peso cambia y cuanto más alto es el tacón, más se carga la zona delantera del pie. Con tacones próximos a los 10 cm. prácticamente casi todo el peso del cuerpo se ejerce sobre los dedos del pie.

Cuando usamos tacones altos la bóveda plantar se deforma, se produce un acortamiento de los músculos gemelos y sobrecargas de las cabezas metatarsales y de los huesos de los dedos de los pies. Como prácticamente todo el peso del cuerpo se descarga sobre el antepié, el pie pierde estabilidad y los dedos tienden a deformarse en garra.

El uso diario de zapatos con punteras afiladas aprisiona los dedos y los desequilibra favoreciendo la aparición de juanetes o hallux valgus así como de otras deformaciones que son inicialmente pasajeras pero con el uso prolongado de calzado inadecuado se hacen permanentes.

A la hora de adquirir calzado nuevo es recomendable hacerlo por las tardes o después de un poco de actividad ya que es en ese momento cuando el pie está más dilatado y podemos fácilmente optar por el calzado que mejor nos sentará.
También es importante tener en cuenta que nuestros pies no son exactamente iguales y simétricos así que hemos de probar los dos zapatos tanto sentados como de pie ya que el pie se ensancha cuando recibe nuestro peso.

Pese a las recomendaciones de los especialistas en podología, la moda sigue teniendo una gran prevalencia sobre la salud y comodidad del pie ya que más de un 80% de los seres humanos sufre alguna dolencia es sus pies debido básicamente al uso de zapatos inapropiados.

Los pies son una de las partes más castigada del cuerpo, sobre ellos llegamos a caminar unos 12.000 km. a lo largo de nuestra vida. Se merecen toda nuestra atención y cuidados ya que “unos pies son para toda una vida”.

 

©2003 PODOSAUDE.COM-TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.